Dile adiós a los calambres musculares

Tips Fitness

Dile adiós a los calambres musculares

Publicado por: Periodista Ximena Alarcón

Fecha: 25 febrero, 2020

Dile adiós a los calambres musculares. No te pierdas estos excelentes consejos para no pasar por estas desagradables molestias.

Para que lo sepas, desde hace muchos años se mantiene una propuesta que siguen todas las personas que instruyen en deportes y cualquier tipo de actividad física, de tomar un tiempo de 30 a 60 minutos de calistenia, en los cuáles solo se utiliza el peso corporal y se trabaja por sobre todo los distintos músculos del cuerpo.

Y es que estos ejercicios ayudarán a tu cuerpo a mantener una menor tensión a la hora de forzarlo a la actividad. También es importante tener conciencia de nuestros límites. Está muy bien creer que nuestros límites están en nuestra imaginación, pero plantearte sobrepasar un límite, debes prepararte para ello y saber identificar cuando estás listo para hacerlo, debemos ser inteligentes para saber cuándo compararnos y cuándo no, con quién entrenamos.

Antes de salir

Siempre toma un vaso de agua y cualquiera otro tipo de alimentos naturales y frescos, como frutas y verduras que puedan ayudarte a conservar más agua en tu organismo.

Calentamiento y estiramiento 

Aún si decides que la calistenia no es para ti por cualquier tipo de razón, es apropiado que empieces tus ejercicios con algo que no suponga un total desafío para ti o con lo que puedas sentirte completamente cómodo hasta sentir que tu cuerpo puede dar el 110%

Consejos para evitar sufrir calambres musculares

-Realizar distintos estiramientos por un pequeño período.
-No fuerces tu cuerpo hasta el dolor en un principio.
-Mantén el ejercicio a lo que piensas que puedes ofrecer.
-No te restrinjas de un todo, avanza progresivamente hasta llegar a lo que consideras ideal.
-No te excedas, programa un tiempo para pasar en tus actividades, cualquier demasía podría aumentar la posibilidad de calambres y espasmos.
-Acude a un médico si notas que estos ocurren muy seguido.
-Evita esforzarte de más en las épocas más calurosas del año o trata de hacerlo en los picos en que el día no supone un calor excesivo.